BLOG

5 Consejos para asegurar el (buen) crecimiento de la empresa


En mis formaciones y conferencias siempre explico que los pilares que sostienen la empresa son dos: los Beneficios y la Liquidez. Y también explico que la tendencia natural de las empresas es, o debería ser, la de crecer, pero crecer con garantías de viabilidad, porque el crecimiento siempre lleva asociadas necesidades financieras, asegurando que se podrán cubrir.

Por lo tanto, propongo 5 medidas para asegurar el crecimiento y la capacidad financiera necesaria para hacerlo:

     1. Incrementar las perspectivas de crecimiento

La idea principal es que la dirección de la empresa, cualquiera que sea su tamaño, actúe y dirija la compañía con una clara orientación y pensamiento estratégico. Esta orientación estratégica significa enfocarse en encontrar una ventaja competitiva y una propuesta de valor diferenciada que asegure el crecimiento.

Habrá hacerse preguntas como:

     2. Incrementar la Rentabilidad

Si uno de los pilares de la empresa es el beneficio, en la medida que incrementamos la capacidad de mejorar los márgenes y generar beneficios, incrementaremos y facilitaremos también el crecimiento.

Así que habrá que hacerse (entre otras) preguntas como:

     3. Mejorar el Fondo de Maniobra

La generación de liquidez depende no sólo de la generación de beneficio, sino también de cómo está estructurado el capital circulante, y por tanto, el Fondo de Maniobra.

Aquí habrá que cuestionarse temas como:

      4. Mejorar la estructura financiera

Generalmente la falta de liquidez es la principal causa del cierre de muchas empresas. Por este motivo, disponer de una estructura financiera sólida, con el nivel óptimo de proporción de deuda y fondos propios puede ser determinante para el crecimiento y la viabilidad de la compañía.

Habrá pues hacerse preguntas como:

     5. Mejorar o implementar herramientas de de control y planificación financiera

Por último, y no por ello la menos importante, la planificación financiera (y estratégica) aportará la capacidad de definir objetivos y la forma de alcanzarlos, anticipar el resultado de las decisiones que estamos tomando, evitar situaciones complicadas en el futuro, y planificar el crecimiento atendiendo los aspectos comerciales, de operaciones, de recursos humanos y financieros para garantizar la viabilidad de la empresa.

Un sistema de control de gestión periódico, analítico, que contemple no sólo la evolución económica y financiera, sino también el cumplimiento de los objetivos globales de la empresa, aportará la información necesaria para llevar un buen control y corregir las desviaciones necesarias.

Obviamente el potencial de mejora que pueden aportar estas medidas está muy ligado a cada empresa, y dependerá a su vez de la evolución de su propio entorno económico. En cualquier caso, la implementación de estas medidas aportará seguro mejoras en la empresa, estas deberían formar parte del sistema de dirección, para garantizar el crecimiento y la viabilidad de la empresa.

 




5 Consejos para asegurar el (buen) crecimiento de la empresa