BLOG

Cuatro recursos para mejorar la Tesorería sin endeudarse


Una de las consecuencias que la actual situación económica ha supuesto para las empresas es la falta de liquidez, derivada en muchos casos, por la caída de ventas y beneficios.

A menudo es más fácil obtener liquidez gestionando bien nuestros propios recursos, que obtener de nueva

Si bien muchas empresas han podido recurrir a la financiación facilitada por las administraciones, que ha permitido hacer frente a las necesidades más inmediatas, el endeudamiento no es (o no debería ser) la única fuente de financiación. Muchas veces digo que a menudo es más fácil obtener liquidez gestionando bien nuestros propios recursos, que obtener de nueva.

Proponemos pues, algunas medidas basadas en la propia gestión, que las empresas pueden llevar a cabo para obtener o mejorar su liquidez.

 

1-PLANIFICACIÓN

La primera, y quizás la más fundamental de las medidas, es hacer previsiones de tesorería. Las previsiones, ciertamente, no nos aportarán liquidez, pero nos indicarán de forma precisa, no sólo las necesidades que tendremos en un período determinado, sino el origen de estas necesidades, y por tanto, nos dará pistas de cómo resolverlas .

Para hacer una previsión de tesorería, habrá que considerar, en primer lugar, los cobros derivados de nuestra cartera de clientes actuales y los pagos ya comprometidos con proveedores, así como la previsión de pagos de los gastos generales, los pagos al personal, liquidación de impuestos, devolución de deudas actuales, y previsión de inversiones, si las hay. Todos estos datos los conocemos previamente, con bastante exactitud.

Tendremos que dedicar el tiempo necesario, con nuestro equipo comercial, a prever cómo pueden evolucionar las ventas. Y habrá que ser prudentes, pero hay que ser también realistas y ambiciosos, a la vez de planificar ventas

La dificultad está en previsionar las ventas de los próximos meses, y por tanto, cuál será el flujo de cobros derivados de estas ventas. Así, tendremos que dedicar el tiempo necesario, con nuestro equipo comercial, a prever cómo pueden evolucionar las ventas, mes a mes, y también, qué podemos hacer para incrementarlas. Y habrá que ser prudentes, pero hay que ser también realistas y ambiciosos, cuando planifiquemos las ventas. Después, tendremos que prever cuál será el volumen de compras necesarios para satisfacer la demanda de las ventas, y cómo se llevarán a cabo los pagos de estas compras, y del resto de gastos de la empresa.

Esta previsión nos dará una información esencial para poder "regular" los pagos, ver qué acciones se pueden llevar a cabo para anticipar cobros, y adecuar el flujo de pagos a la previsión de cobros.

La planificación nos aporta una enorme capacidad de anticipación, que nos deberá permitir gestionar evitando al máximo tener tensiones que puedan poner en peligro la viabilidad de la empresa.

 

2-MEJORA DE LA GESTIÓN DE STOCK

En empresas industriales y comerciales, el volumen de existencias suele ser importante, y una de las principales causas de posibles tensiones de liquidez. Por lo tanto, la gestión del stock será uno de los principales ámbitos a trabajar en la mejora de la tesorería.

Hay un aspecto fundamental en la gestión del stock:

es necesario disponer de un inventario real, correcto, preciso y periódico.

Este inventario nos permitirá conocer, esencialmente, dos aspectos fundamentales:

 

3-ACCIONES SOBRE LA CARTERA DE CLIENTES

En este sentido, podemos actuar en dos direcciones simultáneamente:

Una de las medidas que podemos hacer para mejorar nuestra liquidez, es anticipar cobros. Así, podemos ofrecer a aquellos clientes que tengan vencimientos a largo, un descuento financiero a cambio de adelantar el vencimiento.

Estos hechos pueden perjudicar la rentabilidad, pero reducirán las necesidades financieras. Cuando la situación de liquidez es angustiosa, hay que priorizar este aspecto.

También podemos hacer una revisión de las condiciones de pago de los clientes, y revisar nuestra política de crédito, y modificarla a nuestro favor en aquellos casos que sea posible (renegociando con el cliente), sin que ello suponga un problema desde el punto de vista comercial, o acordar y fijar un descuento financiero para reducir el plazo de cobro.

Estos hechos pueden perjudicar la rentabilidad (generarán gasto financiero), pero reducirán las necesidades financieras, y mejorarán nuestra tesorería. Cuando la situación de liquidez es angustiosa, hay que priorizar este aspecto.

Paralelamente, habrá que llevar una estricta gestión de cobros a clientes. Apuntamos algunas acciones que se pueden llevar a cabo:

 

4-ACCIONES SOBRE LA CARTERA DE PROVEEDORES

Si nuestra relación con nuestros principales proveedores es buena y busca siempre el beneficio mutuo, podemos trabajar también en intentar mejorar los plazos de pago.

Apuntamos también algunas propuestas de acciones:

En cualquier caso, es muy importante cumplir con los acuerdos establecidos, para mantener la credibilidad y confianza que tenemos con los proveedores, y ante cualquier imprevisto, ser claros y transparentes, y plantear el problema al proveedor. En estas circunstancias, la experiencia me dice que si la relación mutua es buena y correcta, siempre se encuentran soluciones beneficiosas para ambas partes.

Una frase que aprendí hace muchos años, y que a menudo digo en mis clases o charlas, es que el Beneficio y la Tesorería, son como la comida y el respirar: Se puede estar sin comer durante dos meses, pero no se puede sobrevivir sin respirar más de dos minutos.

Espero que os haya servido de ayuda, y os animo a poneros en contacto con nosotros, si necesitáis asesoramiento.

 

Rafel Busom. Consultor en Direcció Financera i Gerencial

En Aura Consultors ayudamos a las empresas a  crecer con la mejora de la Gestión Financiera y la Esrtatégia. 

Contacta con nosaltros.  Te escucharemos y te explicaremos como podemos ayudarte

 

----- Si este post te ha gustado, ¡compártelo! -----




Cuatro recursos para mejorar la Tesorería sin endeudarse