BLOG

¿Qué pueden hacer las PyMES ante la incertidumbre de una recesión?


Desde hace algunos meses, economistas más o menos catastrofistas, periodistas, tertulianos que extrañamente entienden de todo pero, sobre todo, algunos informes de organismos económicos de todo el mundo, avisan de la llegada de una nueva crisis económica durante lo que resta de este 2019, o principios de 2020.

Pero no quiero hablar de previsiones macroeconómicas, ni de cómo frenar una crisis que parece inevitable. Quiero hablar de qué pueden hacer las PyMES para hacer frente a una recesión, desde el punto de vista estratégico y financiero. En este primer post, nos centraremos en la perspectiva estratégica, y concretamente en la Propuesta de Valor y el posicionamiento de la empresa, proponiendo algunos puntos que las PyMES pueden llevar a cabo de forma sencilla.

Hay que analizar la Propuesta de Valor de la empresa

En primer lugar, si hay indicadores macroeconómicos que indican que se entrará en una recesión, la empresa debería analizar su propuesta de valor, y preguntarse si ésta, en un entorno decrisis y en el mercado en el que actúa, sigue siendo válida, o si por el contrario, hay que redefinirla para adaptarla a un nuevo entorno o a una demanda que va a cambiar, en cualquier sentido, por el impacto de la recesión.

Hay que analizar la cartera de clientes de la empresa. ¿Cuáles se verán más afectados?

En segundo lugar, habrá que analizar la cartera de clientes con el fin de identificar qué segmento de estos se puede ver más afectado por una crisis.

No todos los sectores se ven afectados de la misma forma por una recesión, y por tanto, en la medida en que la empresa actúe en mercados diferentes, su exposición a la caída de la demanda de ciertos segmentos de clientes puede ser muy diferente. Este análisis será de gran utilidad a la hora de planificar los próximos ejercicios, para valorar el impacto en sus Cuentas de Resultados de una posible variación en la demanda.

Anticipémonos a los posibles cambios en el entorno económico para planificar el futuro

Por último, en base a lo anterior, a la revisión de la propuesta de valor y al posicionamiento que ésta otorga de la empresa en el mercado, será necesario que la empresa centre sus esfuerzos y defina su estrategia en dos direcciones:

  1. Adaptar u orientar su propuesta de valor a una nueva demanda del mercado provocada por unas nuevas necesidades o unas necesidades ya existentes pero modificadas de forma sustancial por la crisis.
  2. Identificar y analizar si se puede reorientar hacia nuevos segmentos de mercado, anticipándose a una posible nueva demanda y posicionándose de forma clara, logrando una ventaja competitiva frente a la competencia.

Sea como sea, la reflexión estratégica como herramienta para anticiparse a cambios en el entorno económico, es siempre la mejor de las soluciones para planificar el futuro. Parece que fue Abraham Lincoln quien dijo:

"La mejor forma de predecir el futuro, se crearlo"

 

Rafel BusomConsultor en Dirección Financiera y Gerencial

En Aura Consultors ayudamos a las empresas a crecer con la mejora de la Gestión Financiera y la Estratégia

Contacta con nosotros. Te escucharemos y te explicaremos como podemos ayudarte. 

Si este post te ha gustado ¡compártelo!


 




¿Qué pueden hacer las PyMES ante la incertidumbre de una recesión?